Hábitos alimenticios para gestantes y lactantes

Hábitos alimenticios para gestantes y lactantes

La gestación es una etapa donde se está dando origen a otra vida de las experiencias más maravillosas del ser humano. Es por eso que la buena alimenticios para gestantes y lactantes es imperante.

Es el periodo único en el ciclo de la vida en que el bienestar de un individuo, en este caso él bebe, depende directamente de otro, la madre.

Es por tanto necesario que la vida de la señora gestante sea agradable, suministrarle lo mejor; que exista tranquilidad para esa nueva criatura que llega al mundo.

La alimenticios para gestantes y lactantes también debe ser diferente, porque la madre vive una condición fisiológica en la que están implicados factores genéticos, biológicos, psicológicos, sociales y espirituales y dentro de estos factores, la alimentación correcta juega un papel muy importante.

Se debe aprovechar ese momento en que la madre se siente muy motivada a mejorar sus hábitos de vida por el bien de su bebe.

Este momento es una excelente oportunidad para los cambios de hábitos alimenticios para ella y toda su familia, constituyéndose en un pilar fundamental en el desarrollo y progreso de los suyos.

Las gestantes y todas las personas de su alrededor no deben consumir esa sal tratada, la sal que se debe consumir es la sal marina pero mínima.

Consumir más crudo que cocido, porque primero que todo se estimula los riñones, ayuda a la circulación, ayuda a que la gestación sea buena pero también hace que la parte psicológica del niño que va a nacer sea diferente.

No es lo mismo una psiquis saturada de cadáver , de aceites, de carbohidratos, de películas violentas, de cosas que para nada son positivas, que la psiquis de un niño donde la madre se nutrió muy bien, que hizo hincapié en lo crudo, que escucho la música clásica, que vio programas de televisión no violentos y que se leyó los mejores libros.

Entre la alimenticios para gestantes y lactantes debe haber las vitaminas B1 y B2 porque favorece todo lo que es la asimilación de los alimentos, la salud de las mucosas y las paredes intestinales.

Lo encontramos en frutos secos, almendras, nueces, maní, se debe consumir mínimo 3 miligramos diarios de B2 e igualmente se puede consumir el ácido fólico, nutriente que evita la espina bífida del bebe en gestación.

Deben consumir el calcio con el fósforo y la vitamina D.

Durante esta etapa no consumir la vitamina A, ni la vitamina E.

Consumir la arcilla para evitar esas inflamaciones de colon que se vuelven más fuertes en esta etapa.
 
También te interesa: Las mezclas que jamás nuestro organismo debe de recibir

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *