¿Cómo recuperarse de los excesos de las vacaciones?

¿Cómo recuperarse de los excesos de las vacaciones?

Recuperarse de los excesos y tener el apetito bajo control, después de las vacaciones, es un gran desafío para todos. Las señales de hambre pueden ser frecuentes, pero ignorarlas es muy difícil. El azúcar en la sangre ha estado en una montaña rusa de picos y caídas, a medida que se bombea insulina en respuesta a cada bocado dulce o una ingesta cargada de licor o cafeína.

También, para recuperarse de los excesos de los licores, es bueno tomar extracto de alcachofa, que ayuda a la recuperación del hígado y también, para normalizar la digestión.

Además, se aconseja tomar suplementos multivitamínicos para balancear el organismo de los excesos en comida y bebidas, durante la temporada de vacaciones.

Si siente que muchas cosas están fuera de control, aquí hay seis consejos para recuperar el equilibrio en su vida y en su organismo:

 

Frenar la cafeína

La cafeína desencadena el síndrome de estrés de “lucha o huida”.

Cuando su cuerpo está en un estado de estrés, el cortisol, la hormona del estrés, se eleva.

Estudios demuestran que los altos niveles de cortisol, aumentan el almacenamiento de grasa en el abdomen y hacen que le den más ganas de comer alimentos grasos y ricos en calorías.

Las mejores formas de recuperarse de los excesos de la cafeína, si es usted de los que no pueden rebajar el café: Es tratar de consumir menos café durante un período de dos semanas. Y que el café que consuma, sea Descafeinado.

Si cree que no puede prescindir del café, restrinja el consumo de café normal solo a las mañanas y reemplace el café normal por el descafeinado, por la tarde y noche.

Sus glándulas suprarrenales recuperarán su ciclo rítmico diario hormonal natural; lo que lo mantendrá energizado sin estimulantes y con sueño solo cuando sea hora de acostarse.

 

Cuidado con el chocolate

Las vacaciones están llenas de golosinas de chocolate, y de repente descubre que su cuerpo tiene antojos diarios por el impulso que traen los dos estimulantes del chocolate: la teobromina y la cafeína.

Para recuperarse de los excesos de chocolate, sin abstenerse del placer de este manjar, dese un impulso de energía natural con una taza de chocolate en sabores como Mocka, Té o Chocolate de menta, para satisfacer sus papilas gustativas.

 

Alivie la fatiga de la tarde sin estimulantes

No es tan fácil eliminar los estimulantes del sistema nervioso central.

Y, en todo caso, tanto del chocolate como del café contienen cafeína.

Por lo que lo recomendable es reducir su consumo al máximo, al menos, hasta que su organismo se estabilice.

Si no lo puede evitar, al menos beba una taza alrededor de las 3 PM cuando sienta que su ánimo decrece a media tarde y observe cómo se anima nuevamente.

Con un aumento suave de energía, se mantiene estable hasta que sea hora de comer.

 

Coma una manzana antes de las comidas

Las manzanas son una merienda perfecta que puede comer dos veces al día, 15 minutos antes del almuerzo o la cena.

Las manzanas satisfacen sorprendentemente el apetito y los estudios muestran que comer una antes de una comida, reduce la cantidad de calorías consumidas durante la comida.

Una manzana mediana tiene 80 calorías y no produce la fiebre del azúcar, ya que la fibra ayuda a retrasar la liberación de los azúcares durante la digestión.

Sus 5 gramos de fibra le dan el 20% de la ingesta diaria recomendada de fibra.

La fibra nos ayuda a sentirnos llenos y nos mantiene saludables.

 

Beba un vaso alto de agua filtrada o mineral

Tome un vaso de agua y espere diez minutos y muchas veces, su apetito desaparecerá por completo.

El agua rehidrata su cuerpo, y a menudo, las señales de hambre se satisfacen una vez que se produce la rehidratación.

¿No le gusta mucho el agua?

Pruebe los tés de hierbas como el té rojo o el té verde, ya sea caliente o frío.

Su sabor lo ayudará a acostumbrarse a beber más líquidos y sus fitonutrientes a base de hierbas, como antioxidantes y flavonoides, ayudan a combatir los radicales libres, reducir el estrés y ayudan a recuperar su sistema inmunológico.

¡Puede tomar agua saborizada, endulzada con stevia, sin calorías, para engañar a su mente y pensar que acaba de tomar algo dulce!

 

Satisfaga su deseo de postres dulces y ricos, sin mucha carga calórica

Nuestras papilas gustativas se programan para comer algo dulce después de cada comida; siempre que nos hemos complacido regularmente, incluso, cuando comimos una comida abundante.

Romper ese impulso habitual por algo cada vez más pequeño, poco a poco, es el truco.

Los frutos secos (dátiles, higos, manís y almendras), combinados con uvas pasas por ejemplo, satisfacen las papilas gustativas tanto para sabores ricos como dulces. Y no contienen muchas calorías.

También, en vez de postre, puede tomar una bebida caliente como capuchino, té o café con leche.

Su cuerpo se sentirá muy contento con solo 85 calorías equilibradas entre proteínas, grasas y carbohidratos y una dieta abundante en calcio y potasio, es buena para una noche de sueño reparador.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *