Consejos para personas con Hipertensión

Consejos para personas con Hipertensión

En la actualidad existen millones de personas con hipertensión. Este padecimiento también conocido ampliamente como presión arterial alta, es una enfermedad en la cual las arterias tienen presión arterial elevada, de forma persistente.

¿Pero cómo funciona esto? Veamos:

la presión arterial es la fuerza con la que la sangre empuja contra las paredes de las arterias que transportan la sangre a las diferentes partes del cuerpo

A continuación, en la siguiente tabla se muestran los números normales de la presión arterial para un adulto que no tiene esta complicación.

También, enseña qué números significan que la persona está en mayor riesgo de problemas de salud.

 

Categorías para los niveles de personas con hipertensión o presión arterial en adultos
(medidos en milímetros de mercurio o mmHg)

Categoría Sistólica Diastólica
(número superior) (número inferior)
Normal Menos 120 Y Menos de 80
Prehipertensión 120-139 O 80-89
Alta presión sanguínea
Nivel 1 140-159 O 90-99
Etapa 2 160 o superior O 100 o superior

 

NOTA: Tenga en cuenta que los ejemplos de la anterior tabla se aplican a la mayoría de adultos (mayores de 18 años) que no tienen enfermedades conocidas con anterioridad.
 

La Hipertensión se clasifica de 2 maneras

Todo aquel que su médico le indica que tiene hipertensión puede que tenga:

  1. Hipertensión primaria (esencial).
  2. Hipertensión secundaria.
  3. Uno de los aspectos más peligrosos de la hipertensión es que es una enfermedad silenciosa, que posiblemente no sepa que la tiene.

    De hecho, casi un tercio de las personas con hipertensión tienen este mal y no lo saben.

    La única forma de saber si su presión arterial es alta es a través de chequeos médicos con regularidad.

    Esto es especialmente importante si tiene un pariente cercano que tiene presión arterial alta.
     

    ¡Importante!

    Si su presión arterial es muy alta, puede tener ciertos síntomas que debe tener en cuenta, que son:

    • Dolor de cabeza intenso
    • Fatiga mental o confusión
    • Problemas de la vista
    • Dolor de pecho
    • Respiración dificultosa
    • Latido del corazón irregular
    • Sangre en la orina
    • Golpes en el pecho, el cuello o las orejas.

    Si siente alguno de estos síntomas, consulte a un médico de inmediato.

    Podría estar teniendo una crisis hipertensiva que podría provocar un ataque cardíaco o un derrame cerebral.

    La hipertensión no tratada puede provocar enfermedades graves, como:

    • Accidente cerebrovascular,
    • Enfermedad cardíaca,
    • Insuficiencia renal y
    • Problemas oculares

     

    Causas de las personas con hipertensión

    Hipertensión primaria

    La hipertensión primaria (esencial) es la forma más común de la hipertensión.

    La presión arterial a menudo aumenta con el envejecimiento, lo que aumenta el riesgo de hipertensión en la edad adulta.

    La genética y los factores ambientales, juegan un papel importante en el desarrollo de la hipertensión.

    Los estilos de vida que debe llevar para reducir los riesgos de tener presión arterial alta, son:

    • Reducir el consumo de sal
    • Perder de peso
    • Aumentar el consumo de frutas y alimentos bajos en grasas

    Estudios recientes también han relacionado eventos tempranos en la vida, como bajo peso al nacer, el tabaquismo materno y falta de lactancia; con la hipertensión.

     

    Hipertensión secundaria

    La hipertensión secundaria generalmente es causada por una afección médica inferior.

    Tiende a aparecer repentinamente y causar presión arterial más alta que la hipertensión primaria.

    Diversas afecciones y medicamentos pueden provocar hipertensión secundaria, como:

    • Problemas de riñón
    • Tumores de la glándula suprarrenal
    • Problemas de tiroides
    • Ciertos defectos en los vasos sanguíneos con los que podemos nacer (congénitos)
    • Ciertos medicamentos, como:
      • píldoras anticonceptivas,
      • remedios para el resfriado,
      • descongestionantes,
      • analgésicos de venta libre y
      • algunos medicamentos recetados
    • Drogas ilegales, como cocaína y anfetaminas
    • Abuso de alcohol o consumo crónico de alcohol
    • Apnea obstructiva del sueño
    •  

      Las personas con hipertensión pueden aumentar el riesgo de desarrollar problemas de salud graves, como enfermedades cardíacas, derrames cerebrales y enfermedades renales.

      Se estima, por importantes estudios hechos en Los Estados Unidos, que uno de cada tres personas tiene presión arterial alta.

      Si bien no siempre se puede controlar, existen hábitos de vida saludables que usted puede desarrollar, para prevenirla y reducir así, el riesgo de problemas de salud relacionados con la presión arterial.
       

      ¿Cómo controlar la presión arterial alta?

      La edad, junto con antecedentes familiares con hipertensión y hasta su origen étnico y territorial, se encuentran entre los factores de riesgo de pertenecer al grupo de personas con hipertensión.

      Cuando se trata de prevenir la presión arterial alta, la idea es centrarse en los factores de riesgo que puede cambiar.

      Para evitar un diagnóstico de hipertensión, siga estos consejos para un estilo de vida más saludable:

      1. Mantenga un peso saludable: Cuando se trata de prevenir la hipertensión, su peso es crucial.
        Las personas con sobrepeso deben tratar de perder kilos, y las personas de peso normal deben evitar aumentar. Perder entre 5 a 10 kilos puede ayudar a prevenir la presión arterial alta. Hable con su médico sobre el mejor peso para usted.
      2. Tenga una dieta balanceada: Comer alimentos saludables puede ayudar a mantener su presión arterial bajo control.
      3. Consuma muchas frutas y verduras, especialmente aquellas ricas en potasio, calcio y limite el consumo de calorías, grasas y azúcares.
        Siga dietas con productos sanos y dietéticos para controlar la hipertensión, o DASH.

      4. Reduzca el consumo de sal: Para muchas personas con hipertensión, tener una dieta baja en sodio puede ayudar a mantener la presión arterial normal.
        Puede reducir el consumo de sal evitando alimentos envasados y procesados con alto contenido de sodio y no agregue sal adicional a sus comidas.
        Muchas empresas han acogido con satisfacción esto al crear potenciadores de sabor sin sal.
      5. Haga ejercicio regularmente: Ejercítese para prevenir la hipertensión.
        Entre más ejercicio haga, mucho mejor. Pero incluso hacer solo un poco, puede ayudar a controlar la presión arterial.
        El ejercicio moderado durante aproximadamente 30 minutos, tres veces a la semana, es un buen comienzo.
      6. Limite el consumo de alcohol: Beber demasiado alcohol, puede provocar presión arterial alta.
      7. Controle su presión arterial: Asegúrese de medir regularmente su presión arterial, ya sea en el consultorio de su médico o en su hogar.

        La presión arterial alta a menudo ocurre sin síntomas, por lo que solo las lecturas de la presión arterial le dirán si su presión arterial es normal, o está en aumento.
        Si su médico determina que tiene prehipertensión (presión arterial en el rango de 120-139 / 80-89 (mmHg) lo que lo pone en mayor riesgo), le puede recomendar medidas adicionales de precaución.

     

    Incluya al Vinagre de Fresa en su dieta diaria. Es muy recomendable para regular la tensión, ya que contiene flavonoides.

    Analice muy bien sus hábitos y estilo de vida, y decida cómo puede hacer cambios para ayudar a prevenir esta enfermedad.

    Conquiste pequeñas metas, como comer frutas y verduras, en lugar de comida chatarra.

    Y continúe practicando estos buenos hábitos hasta que formen parte de su rutina diaria.

     

    ¿Cuándo la presión arterial alta se convierte en una situación de emergencia?

    Esto sucede cuando la presión arterial aumenta hasta el punto en que los órganos a los que bombea el corazón experimentan efectos negativos.

    Algunos de los efectos duraderos y devastadores de la presión arterial alta, son:

    • Infarto cerebral
    • Insuficiencia renal
    • Insuficiencia cardíaca congestiva
    • Pérdida de consciencia
    • Pérdida de la visión
    • Dolor de pecho
    • Ataque al corazón
    • Disección aórtica (una rotura en la gran arteria que bombea sangre desde el corazón)
    • Preeclampsia (solo en mujeres embarazadas y posparto)

     

    Muchos de estos problemas pueden ser asintomáticos; sin embargo, es importante vigilar si tiene síntomas que pueden sugerir presión arterial elevada, como:

    • Dolor de cabeza
    • Debilidad
    • Falta de aliento
    • Ansiedad severa

    Si tiene uno o varios de éstos sítomas, diríjase inmediatamente a la sala de emergencias más cercana, para su evaluación.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *