7 excusas ( y 7 soluciones ) para que hagas ejercicio

Es impresionante, a la hora de ponernos en forma, de hacer ejercicio la cantidad de excusas y problemas que nos ponemos para empezar realmente con ello....

Es impresionante, a la hora de ponernos en forma, la idea de hacer ejercicio genera una cantidad de excusas y problemas, que nos impide empezar realmente con ello.

A la voluntad de vencer los primeros días, poco tiempo después nos invade el desánimo, la pereza o sencillamente, la falta de ganas…

Pero no te preocupes, que para cada excusa que te das, existe una solución.

 

1. No necesito hacer ejercicio porque ya estoy delgado(a)

Juan Francisco Ramírez, personal trainer de infinit Fitness nos guiará para desmontar éste y otros mitos.

Y es que mucha gente piensa que el ejercicio solo se hace para mantenerse delgado o que incluso, por el hecho de estar delgado, ya es una persona con salud.

Esto es totalmente erróneo, ya que se puede tener una mayor salud y esperanza de vida siendo un gordito activo que un flaco inactivo.

 

2. Yo ya hago deporte

Algunos deportes ocasionales como remar, jugar golf, tenis, fútbol, etc., necesitan un entrenamiento adicional que les permita estar en forma y no lesionarse.

Las lesiones de espalda, codo de tenista o desgarros musculares podrían evitarse si el ejercicio fuera más constante y haciendo determinadas posturas en el gimnasio.

 

3. No tengo tiempo

Es la excusa reina en nuestra lista de desmotivaciones.

Hay que recordar que existen muchos Gimnasios que abren las 24 horas y hay gente que acude a las 5 de la mañana, para hacer ejercicio de forma regular y no están locos, sino que valoran su salud física y mental.

Si el problema es que no descansas bien, existen suplementos como restore para ayudar a reducir los niveles de estrés.

—> Y si aún así, te da pereza acudir al gimnasio… Qué menos que tener un pequeño equipamiento para hacer ejercicio en casa: guantes, esterilla, ropa deportiva, mancuernas,…, etc.

 

4. Me aburro

La cuestión es mirar más allá… «Entrenar puede ser muy divertido y no hay nada como la sensación de encontrarse en plena de forma«, asegura Juan Francisco.

Además, hoy en día, con la multitud de clases colectivas que hay en los gimnasios, es imposible aburrirse.

 

5. Ya soy mayor para esto

Nunca es demasiado tarde: La gente mayor es la que con mayor razón debería hacer ejercicio para trabajar su corazón y sus músculos.

Además, el trabajo de fuerza es un gran protector frente a la osteoporosis.

Que también puedes prevenir y controlar con nuestro, suplemento de calcio de calfos J.E.

Así que, a seguir adelante, despacito y con buena letra.

 

6. Estoy embarazada

Quizás un motivo que echa para atrás a más de una, es el embarazo.

Pero, en realidad, no hay mejor momento para no abandonar una buena rutina de entrenamiento, a menos que sea un embarazo de riesgo.

Por su salud y la del bebé, recomendamos leer: Hábitos alimenticios para gestantes y lactantes.

Hacer ejercicio reduce males muy típicos del embarazo, como la diabetes gestacional o la hipertensión.

 

7. Todavía estoy creciendo

Otro mito dice que el trabajo de fuerza, frena el crecimiento. Juan Ramírez insiste que: no es así y lo avalan numerosos estudios.

Si lo pensamos, es comparable a decir que porque un niño juegue baloncesto va a crecer más, absurdo ¿no?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.